Trastorno por Atracón

De reciente adscripción en el conjunto de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, este trastorno es el menos conocido de todos ellos por la mayor parte de la población. El prototipo de persona que puede sufrir este trastorno es el de una mujer de mediana edad, preocupada por su aspecto físico, que ha estado realizando dietas toda su vida y que, por la características de alguna de ellas (restricciones prolongadas, dietas muy hipocalóricas, etc), ha tenido la necesidad de ingerir gran cantidad de alimentos es una sola comida y sobre todo alimentos ricos en hidratos de carbono. Este trastorno se caracteriza por una ingesta abundante de comida, de forma reiterada en el tiempo y que causa malestar en la persona, perdiendo el control sobre la comida.

Los atracones se realizan normalmente en solitario, comiendo más rápido de lo normal hasta que se la persona se siente saciada, aunque de forma desagradable. Después de los atracones suelen aparecer sentimientos de culpa.

Los criterios diagnósticos para este trastorno son los citados acontinuación según el DSM-V.

Criterios diagnósticos según DSM-V

A. Episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza por los dos hechos siguientes:

1. Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período similar en circunstancias parecidas.

2. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (p. ej., sensación de que no se puede dejar de comer o no se puede controlar lo que se ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).

B. Los episodios de atracones se asocian a tres (o más) de los hechos siguientes:

1. Comer mucho más rápidamente de lo normal.

2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.

3. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente.

4. Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere.

5. Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.

C. Malestar intenso respecto a los atracones.

D. Los atracones se producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses.

E. El atracón no se asocia a la presencia recurrente de un comportamiento compensatorio inapropiado como en la bulimia nerviosa y no se produce exclusivamente en el curso de la bulimia nerviosa o la anorexia nerviosa.

(Fuente DSM-V)

Dinos tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Teléfono: Patricia Perea 617 63 48 86 / Manuel Cruces 617 63 48 89
C/ Salitre 4, 1ºB
29002, Málaga