¡Que viene el coco!

“Chupacabras”, “Sacamantecas”,  “El hombre del saco”, “Boogeyman”, “El Diablo de Jersey”… En prácticamente todas las culturas, países, regiones… existe una figura similar, alguien del que hay que huir, al que hay que temer y que normalmente acecha de noche, cuando nuestras defensas bajan.

Suelen coincidir en que son historias truculentas, de esas que se ocultan, que sólo se mencionan en murmullos y se dejan detalles al aire, quedando sólo la sensación… de desasosiego, de indefensión y la necesidad de esconderse y huir. Seres sin rostro, ocultos, a los que es mejor no mencionar…

No parece ser así en Rumanía, donde, lejos de convertir en estigma parte de su historia, la rentabilizan, y Drácula, su “coco” particular, se ha convertido en un icono de merchandising como Mickey Mouse. Lo genial es que, no existe mejor manera de perder el miedo.

¡Que viene el coco!

¡Que viene el coco!

Es común que cada uno de nosotros llevemos dentro un “coco” particular. Algo o alguien que se nos aparece por la noche, cuando estamos solos en la oscuridad, una historia truculenta que tratamos de ocultar, que pretendemos hacer pasar como algo que jamás ocurrió, porque nos duele, nos daña, nos asusta… En definitiva, una historia sin zanjar, una cuenta pendiente, una culpa o un arrepentimiento.

Cuando lo convertimos en mito, cuando tratamos de sepultarlo, es cuando se hace se hace eterno.

Enfocarlo abiertamente, enfrentarse a la realidad, aceptarla, aprender y, si es posible, sacar provecho de ello, es la mejor forma de hacer que esos esqueletos de nuestro armario pierdan todo poder sobre nosotros.

Convierte tu historia tormentosa en merchandising, en un llavero o un pin más que no sea más que eso, un recuerdo de algún lugar en el que estuviste o aquella persona que pasó por tu vida.

Manuel Cruces CuberosPsimetría Psicólogos Málaga

Dinos tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Teléfono: 951 91 00 48
C/ Salitre 4, 1ºB
29002, Málaga