La mente criminal. ¿Un asesino nace o se hace?

“Es a través de la comisión de delitos como se aprende la auténtica moral. Comete todos los crímenes, familiarízate con todos los pecados, practícalos alternativamente (solamente existen dos o tres mil en total), tómatelo en serio, comete dos o tres cada días, y poco a poco estarás a prueba de ellos. Cuando hayas terminado, estarás a prueba contra todos los pecados y será moralmente perfecto. Te habrás vacunado contra cualquier forma de delito. Es la única manera posible”.

Discurso sobre cómo ser moralmente perfecto. (Mark Twain)

urano-devorando-a-sus-hijos- psicologos-malagaVivimos en una sociedad que rechaza la violencia, pero también la aceptan en diversas situaciones justificándola con diversos argumentos. Según la ideología, el momento histórico que en que estamos, esa violencia será interpretada como algo heroico, necesario, o un problema social que hay que solucionar, y es que no podemos negar el crimen ha estado siempre en la historia de la humanidad y no son pocos los casos en los que el delito es el eje que explica las vicisitudes de protagonistas y héroes. Hasta los dioses del Olimpo están inmersos en este universo delictivo que no podemos separar de la nuestra vida cotidiana. Así, el dios Urano, abuelo de Zeus, eliminó a sus descendientes hasta que su esposa y su hijo Cronos le devoraron a él; también Cronos devoró a sus hijos. Si analizamos este hecho con los mecanismos de hoy en día, diremos que Zeus era homicida, homosexual, violador (no debemos olvidar que se convirtió en toro para violar a Europa y otras más…) incestuoso (se casó con su hermana Hera), en una palabra, un criminal en toda regla.

No debemos olvidar la tradición cristiana. Eva comete el primer delito de la humanidad arrancando una manzana y dándosela a Adán provocando así un sinfín de problemas sociales hasta hoy día, que tanto nos preocupan a los psicólogos.

 Y podríamos citar más… personajes famosos por sus crímenes hay muchos en la historia… Jack el destripador, Albert Fish, Isabel Bathory (lacondesa sangrienta), el asesino del zodiaco,Josef Menguele (el ángel de la muerte), etc… la mayoría de  ellas personas perturbadas con un pasado de abusos en la infancia, abandono, malos tratos… pero otras no.

jack-el-destripador-psicologos-malaga

Jack El destripador fue un asesino en serie que aterrorizó el distrito de Whitechapel en 1888.

¿Entonces… qué explicación le damos

a todo esto, es un instinto natural que está presente en el ser humano desde que nace, o es el medio y la sociedad el que catapulta  a la persona a cometer el delito?

Ya en el siglo XVIII, Santo Tomás de Aquino comienza a plantearse el hecho de que existen personas que tienen una predisposición hacia el mal, mientras que otras tienen una predisposición hacia el bien. En esta época aparecen pseudociencias que trataban de discernir entre delincuentes o no delincuentes en función de la forma de los ojos (oftalmasmocopia) y en concreto del iris (iridología), de las rayas de la mano (quiromancia), de las líneas de la frente (matoscopia), o de las rayas del pie (pedomancia). Vemos ya una necesidad imperiosa de darle una explicación. Encontramos antecedentes científicos del estudio del delito en el Código Hamurabi, los egipcios en su famoso “libro de los muertos” donde se empiezan a juzgar las buenas o malas acciones de las personas. Aristóteles, Platón y Sócrates intentaron igulamente explicar el delito considerando el delito con las facultades del alma o como un producto del medio ambiente, en concreto de la miseria, etc. Estas pseudociencias preparaban el terreno a las futuras teorías que explicarían este tema como sería la Patología Social y así hasta nuestros días.

Pero, ¿y hoy?….

Actualmente nos encontramos con dosmente-criminal-psicologos-malaga “Teorías” o “Corrientes” que tratan de explicar la agresión y la mente criminal. Por un lado están las Teorías activas  que nos dicen que las personas ya nacemos siendo criminales pues este comportamiento deriva de los impulsos internos de la persona. Aquí tenemos como máximo exponente de esta teoría al Psicoanálisis, con Freud a la cabeza. En la actualidad esta corriente se respalda con la Teoría de la Catarsis que nos dice que los seres humanos generan frustraciones durante su vida, que posteriormente les llevan a incurrir en la agresión. El alivio de esas frustraciones sería la “Catarsis” quedando así las tendencias agresivas canalizadas y controladas por mecanismos psicológicos.

Como segunda Corriente, tenemos las Teorías reactivas o del aprendizaje de la agresión. Con la Teoría del aprendizaje a la cabeza y respaldada por Bandura que nos dice que la conducta agresiva se produce por mediación de tres funciones: el estímulo, el refuerzo y el control cognitivo, las cuales están íntimamente relacionadas y son necesarias para explicar la conducta agresiva. Aprendemos a actuar a través de la observación de otras personas. Desde este punto de vista, se le da a la persona el control sobre su destino y  es responsable de establecer los límites de la autodirección. Las personas y el medio se determinan recíprocamente.

Teniendo en cuenta lo anterior y los posteriores avances en la psicología criminal, se podría considerar que los factores sociales constituyen la causa más importante a nivel global de la conducta violenta. El desarrollo de ciertas actitudes, el establecimiento de ciertos estilos de pensamiento, y de razonamiento moral vinculado al tipo de educación recibida en la familia y en la escuela entre la infancia y la adolescencia, pueden explicar la opción individual para comportarse de una forma socialmente aceptada o de una forma violenta (Echeburrúa, 1991; Urra, 1997). Nuestra aceptación o rechazo hacia distintas formas de violencia, depende de concepciones socio-culturales a las que cada individuo está sometido desde su primera infancia, constituyendo patrones de violencia aprendida y aceptada.

Así pues… el criminal ¿nace o se hace?

¿Y tú qué opinas?… si nos quieres dejar un comentario o tu opinión, no dudes en hacerlo.

Aconsejamos la lectura del libro: A sangre fría de Truman Capote.

a-sangre-fria-psicologos-malaga

El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes. A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió ‘A sangre fría’, la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx. Capote sigue paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada, acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a conocer íntimamente. ‘A sangre fría’, que fue bautizada, pionera y provocativamente, por Capote como una «non fiction novel», es un libro estremecedor que, desde la fecha misma de su publicación, se convirtió en un clásico. (Lecturalia).

Patricia PereaPsimetria Psicólogos Málaga

Dinos tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Teléfono: 951 91 00 48
C/ Salitre 4, 1ºB
29002, Málaga