INTELIGENCIA EMOCIONAL

La gestión de las emociones

Gestionar las emociones para una vida más feliz

¿Qué son las emociones?

¿Alguna vez te has parado a pensar en cómo reaccionas ante determinadas cosas que te pasan en tu vida cotidiana? ¿Te has parado a pensar en tu estado emocional a la hora de hacer determinadas cosas o tomar determinadas emociones? ¿Has reaccionado o actuado de forma distinta según tu estado emocional ante un mismo hecho?

Es evidente que las emociones influyen en nuestras conductas y cada vez son más los estudios y líneas de investigación que se centran en el manejo de las emociones para conseguir una mayor calidad de vida a la hora de afrontar problemas y en la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Pero… .¿Qué son las emociones?

Podemos definir las emociones como impulsos o formas de respuestas de nuestro organismo, originadas en nuestro sistema nervioso que hacen que las personas reacciones de una determinada forma ante un evento externo o interno. Son rápidas y adaptativas y las más básicas nos vienen de serie por nuestra naturaleza humana.

Las emociones básicas

En cuanto a las emociones básicas encontramos seis:

Miedo, ira, alegría, tristeza, asco  y sorpresa.

Estas emociones nos vienen impuestas desde el nacimiento y están presentes en todas las culturas. Poseen un repertorio de conductas observables comunes así como una expresión facial y corporal determinadas, y unos pensamientos y experiencia subjetiva comunes.

En estos años se ha empezado hablar de “Inteligencia Emocional”, como la capacidad para ser conscientes de nuestro estado emocional y el de los demás y así poder actuar en consonancia manejando y gestionando adecuadamente estas emociones. De forma que facilitaríamos el razonamiento para pensar de forma más racional.

¿Cómo gestionar las emociones?

Para poder realizar este proceso tendríamos que pasar por varias fases:

Percepción emocional: es decir, percatarnos de nuestro estado emocional atendiendo a nuestra reacción fisiológica (taquicardia, respiración agitada, presión arterial), y a nuestros pensamientos acerca de la situación, (mensajes que nos decimos sobre lo que ha ocurrido hacia nosotros o sobre otros).

Focalizar la atención sobre la emoción y los pensamientos: intentar racionalizar cómo nos sentimos, qué ha ocurrido para sentirnos así y si es adecuado actuar en estas circunstancias.

Sintonizar con la emoción: etiquetar la emoción, darle un nombre. De esta forma seremos conscientes del estado emocional en sí por el que estamos pasando y así poder actuar sobre él.

Gestión emocional: ser conscientes de las emociones propias y de la otra persona, tanto las negativas como las positivas, sin evitar ninguna de ellas, aceptando las mismas y reflexionando sobre su verdadera utilidad en la situación. Es en este punto donde tendremos el manejo total de las emociones y donde procuraremos moderar las negativas y fomentar las positivas.

Si quieres aprender a gestionar tus emociones  nosotros te enseñamos cómo hacerlo. Ganaras en calidad de vida.

Patricia Perea

Psimetría Psicólogos Málaga

Dinos tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Teléfono: Patricia Perea 617 63 48 86 / Manuel Cruces 617 63 48 89
C/ Salitre 4, 1ºB
29002, Málaga