¿Quieres vibrar conmigo?

Dijo Nikola Tesla: “Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración”

Nosotros somos parte de ese universo. ¿Y si nuestros secretos se desvelan con energía, frecuencia y vibración?

Vibración Psicólogos Málaga

Psimetría Psicólogos Málaga. Vibración

No son nuevos los estudios referentes al crecimiento de las plantas con música o la mejora en la calidad de la leche de las vacas que son animadas con música clásica. Lo que quizá no es tan conocido es el hecho mostrado en diversos estudios (no hace falta más que hacer una búsqueda rápida en Google) acerca de que la música hace que la fecundación in vitro tenga mayor porcentaje de éxito.

Las vibraciones ayudan a que se produzca la inseminación del óvulo.

Lo anterior enlaza directamente con una información que leí hace tiempo sobre que en realidad el proceso de fecundación no consiste en el espermatozoide que llega primero como está culturalmente establecido, sino que los espermatozoides emiten una determinada vibración y cuando ésta coincide con la que a su vez emite el óvulo, se produce su entrada. Es decir: no es una carrera sino una cuestión de compatibilidad, como si de alguna forma, no quedara otro remedio, como si fuera predestinado que ocurriera justo así y en ese momento.

Otro dato relacionado de gran belleza e interés es el que se muestra en el video que se enlaza a continuación: las diversas y espectaculares formas que un puñado de arena o sal toma según la vibración del sonido que se reproduce en una superficie.

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=6xJZQxGZfm0″]

La vibración es  capaz de cambiar forma y estructura creando patrones concretos en elementos físicos. A su vez influye en el desarrollo de seres vivos como las plantas, llevando a su extremo en la ayuda para la creación de la vida durante el embarazo. Tesla con su afirmación creó una gran interrogante, pero no hizo más que expandir al universo algo que  en diversas culturas y religiones se lleva usando   desde el principio de los tiempos: música, sonidos, mantras… tambores en las tribus, cuernos, cuencos budistas… La vibración ha estado desde siempre unida a la espiritualidad, a nuestras emociones y la ciencia actual no hace más que corroborar algo que nuestros antepasados ya sabían, ya intuían, ya… sentían.

¿Hasta dónde lleva el poder de la vibración?

¿Hasta qué punto es capaz de influirnos a los humanos si lo hace con plantas, animales e incluso óvulos y espermatozoides?

¿Y si esas buenas vibraciones de las que coloquialmente hablamos, al respecto de lo que sentimos con una persona (o cuando esa persona, nos hace vibrar), son en realidad una entidad que todos nosotros emitimos y con las cuales influimos a los demás y nos influyen?

¿Y si la pregunta que debemos hacer a la otra persona es: quieres  vibrar conmigo?

Manuel Cruces CuberosPsimetría Psicólogos Málaga

1 Opinión

  • Anónimo Posted 3 marzo, 2016 23:09

    Una vez oì que la.fecundaciòn ocurre cuando el òvulo permite entrar a un spermatozoide q vibra en su misma frecuencia

Dinos tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Teléfono: Patricia Perea 617 63 48 86 / Manuel Cruces 617 63 48 89
C/ Salitre 4, 1ºB
29002, Málaga