El poder de las consecuencias. ¡Atención papás!

Psimetría Psicólogos

Psicólogos Málaga Escuela de Padres

Por lo general las conductas son aprendidas y se mantienen en el tiempo, en base a las consecuencias que estas producen sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre el entorno. Así las conductas aprendidas pueden producir distintos efectos sobre el ambiente.

Por un lado pueden generar situaciones que antes no existían y por otro pueden provocar que se eliminen aquellos estímulos que estaban presentes anteriormente. Así mismo las consecuencias también producen un efecto sobre la conducta aumentando la probabilidad de que esta se repita en el futuro o disminuyendo dicha probabilidad. Aquí ponemos un ejemplo que nos ayudara a comprender este proceso:

Imaginad que esta noche nada más terminar el programa favorito de vuestro hijo (siempre que sea en horario infantil), éste os obedece a la primera y sin montar escandalo cuando lo mandáis a la cama. Lo lógico es que tras este acto maravilloso y poco común de vuestro hijo lo colmarais de besos, lo acompañaseis a su cama e incluso le contaseis un cuento por haberse portado tan bien. Analizando esta situación, este comportamiento de vuestro hijo habría generado unos estímulos agradables que no habían anteriormente (los besos, el cuento, y las felicitaciones). Lógicamente estas consecuencias son interpretadas por vuestro hijo como algo agradable, por lo que aumentara la probabilidad de que este buen comportamiento de vuestro hijo se repita en el futuro.

Imaginad ahora que vuestro hijo no quiere comer las verduras que tanto detesta, de repente tiene la original idea de llorar y patalear a ver si consigue librarse de comerlas. En pleno apogeo de la batalla y con la intención de no escuchar más a vuestro hijo, mamá o papá deciden retirar el plato de verduras. En este caso este inadecuado comportamiento de vuestro hijo habría provocado la retirada de un estímulo desagradable (las verduras), por lo que aumentara la probabilidad de que este mal comportamiento se repita en el futuro.

No olvideis que vuestra forma de actuar condiciona el comportamiento de vuestro hijo.

Patricia Perea García – Psimetría Psicólogos Málaga

Dinos tu opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Teléfono: Patricia Perea 617 63 48 86 / Manuel Cruces 617 63 48 89
C/ Salitre 4, 1ºB
29002, Málaga